Sobre mí

La importancia del trabajo bien hecho

Los detalles marcan la diferencia

En mi trabajo suelo encontrar dos satisfacciones distintas, una es la que produce en mí la persona a la que le realizo el servicio cuando expresa que esta muy agusto con mi trabajo y la otra, es la satisfacción personal, la sensación de que se ha realizado una buena labor y una misma se siente realizada con su creación. Esa, es una sensación muy agradable que nadie nos puede quitar.

Mi profesión

Todo empezó con un curso de posticería que me ofrecieron en una peluquería, lo impartió la casa Hairdreams. Para entonces yo ya me había realizado a mí misma y a algunas amigas algunos trabajos de posticería. 

Los conceptos que este curso me aportó, a la hora de realizar extensiones cuidando el pelo de los clientes, así como poder conseguir el aspecto que desean en su cabello, me inspiró a la hora de dedicarme a esta profesión.

A partir de ahí seguí investigando y aprendiendo, decidí sacarme el título de peluquera e impartí varios cursos.

Desde entonces me dedico a la posticería, desde sistemas de integración de capilar, hasta trabajos de fantasía. Realizo mi labor en peluquerías, para que éstas a su vez, puedan ofrecer a su clientela distintas soluciones adaptadas a la medida de cada persona, contando así con la opinión y el estilismo de su peluquero habitual.

Desde muy joven comencé a realizarme a mí misma varios trabajos de posticería, principalmente trabajos de trencitas y fantasía.

Poco después aprendí a hacer rastas de la mano de Fernando, profesor de la academia que lleva su nombre en la calle Iturribide de Bilbao. Con el tiempo y la práctica, encontré la técnica propia que me permitió hacer las rastas con más confianza y más duraderas.

En 2003 accedí a un curso organizado por la empresa Hairdreams, un curso muy completo en el que aprendí mucho. Aprendí a colocar extensiones de una manera muy fina y también conocí otro producto para aportar volumen llamado microlíneas. Aquel curso definitivamente despertó mi interés por el mundo de la posticería y empecé a desarrollarlo en distintas peluquerías.

En 2005 impartí un curso sobre posticería en trenzas, retorcidos y rastas en la Asociación de Peluqueros de Vizcaya.

Entre 2008 y 2009 me formé como peluquera en la Academia de Peluquería Arce del Casco Viejo de Bilbao.

En 2009 impartí un curso de 6 días, sobre extensiones, en la misma academia donde estudié financiado por Hobetuz.

Durante varios años he estado investigando para realizar distintos productos de posticería, es una labor de paciencia y precisión que permite elaborar productos adaptados a los deseos de muchas personas que quieren verse con más cabello del que tienen.

Tras la investigación he terminado dando con acabados fabulosos, tanto para conseguir volumen mediante postizos y prótesis capilares adaptadas a medida, con un acabado natural e invisible que permite llevarlas sin la más mínima molestia, pudiendo hacer una vida completamente normal. Este tipo de prótesis son la mejor solución para mujeres con alopecia frontal fibrosante y para hombres con alopecia androgenética (la gran mayoría de las alopecias).

Con la misma técnica de las prótesis capilares, se realizan los toppers, son postizos que se colocan en la parte superior del cabello para aportar volumen en esta parte de la cabeza y se ajustan mediante pequeñas horquillas tipo clip.

"Lo más gratificante de mi profesión es ayudar a que las personas se sientan agusto consigo mismas".
Garbiñe Mondragón
Peluquera

Happy Faces of Happy Students

Proin gravida nibh vel velit auctor aliquet. Aenean sollici tudin, lorem quis biben dum auctor, nisi elit conse quat.